¿A qué se debe el cáncer de piel?

Estadísticamente hablando, el de piel es hoy en día, uno de los tipos de canceres más frecuentes; aunque es mucho lo que continúa siendo un enigma en torno al tema, pueden diferenciarse dos clases: de tipo melanoma o de las células basales y escamosas; conozca todo lo que debe saber respecto a él.

¿Por qué da cáncer en la piel?

En líneas generales la aparición de cualquier cáncer es la secuela de la alteración en el material genético o ADN de las células impidiéndole cumplir sus funciones y complicando su reproducción debido a que afecta a dos tipos de genes:

  • Genes supresores de tumores: tiene a su cargo el control de la mortalidad y de la cantidad de células en un área corporal.
  • Proto-oncogenes: su labor es la de permitir el crecimiento celular, además de mantenerla vivas y de que se reproduzcan.

Es la mutación de uno de dichos genes que propicia la división descontrolada de las células, dándole paso al desarrollo de la enfermedad en la región afectada.

Causas del cáncer de piel de tipo melanoma:

La alteración de los oncogenes y genes supresores de tumores que originan el cáncer se debe principalmente a:

  • Factor hereditario: se habla de las alteraciones a nivel genético – como es el caso del gen CDKN2A o p16 – que modifican las funciones normales impidiéndoles el control del crecimiento celular, que más tarde, puede conllevar a la aparición del cáncer.
  • Exposición a rayos ultravioleta: sea de una fuente natural, como lo es el sol, o de una artificial – por ejemplo, las camas de bronceado – exponerse sin las medidas de protección necesarias incrementa potencialmente el riesgo de padecer de cáncer de piel.
  • Algunos lunares: por lo general, los lunares son benignos; sin embargo, una mínima parte de ellos puede se vuelvan malignos o cancerosos, lo cual es más frecuente en lunares atípicos o en personas con gran cantidad de ellos.

Causas del cáncer de piel de células basales y escamosas:

Por regla, es el cáncer derivado de la prolongada y sin protección a rayos UV, afectando el material genético que en este caso, varía en función de cada subtipo:

En las células escamosas:

El más afectado es el gen supresor tumoral p53, su alteración imposibilita su funcionamiento normal, el de inducir la muerte celular en células que evidencian modificaciones a nivel de ADN, haciendo que a largo plazo, alguna se vuelvan cancerígena.

En las células basales:

PTCH1 es el nombre del gen que suele aparecer alterado con mayor frecuencia; este gen supresor tumoral, se encarga controlar el crecimiento celular. Cabe acotar la anomalía puede ser hereditaria de padres a hijos mediante el Síndrome de Golin.

Del mismo modo, se incrementa los niveles de vulnerabilidad en pacientes que padecen de xeroderma pigmentoso, una enfermedad hereditaria en el que se evidencia la alteración en la enzima que repara los daños del ADN de las células.

Factores de riesgo adicionales:

Está comprobado que infecciones como la causada por el virus del papiloma humano, pueden afectar a los genes involucrados. Asimismo, numerosos estudios apunta a que ciertos factores de riesgo – entre ellos, patologías hereditarias, exposición a rayos UV, la piel blanca y exposición a sustancias toxicas – incrementan la posibilidad de padecer la enfermedad.

Melanina ¿qué es cuál es su función?

¿Se ha preguntado la razón de tanta diversidad de color de piel, pelo y ojos? pues la respuesta está en la melanina, sustancia encargada de la pigmentación. Descubra qué es y para qué sirve en esta interesante entrega.

¿Qué es la melanina?

Se conoce como melanina a la sustancia encontrada en la mayoría de los seres vivos cuya tarea es la de conferir el color; en los humanos, se deriva del aminoácido tirosina y es posible encontrarla en el cabello – de ahí que es causante de las canas -, ojos y piel encargándose de proporcionarles no solo su pigmentación, sino que protege a esta última, de la incidencia de los rayos UV del sol; en palabras más simple ¡evita que se queme!

¿Cómo se produce la melanina?

La producción de melanina en el organismo se debe a los melanocitos presentes en la epidermis, específicamente, en su capa basal; asimismo, es posible encontrar estas células en distintos niveles dependiendo de la etnia de cada persona determinando de esta manera, su color.

Clases de melanina:

  • Eumelaninas: de color oscuro, negro o pardo es la más común en los seres humanos y proporcionan coloración oscura, haciendo que sea habitual en las personas de raza negra.
  • Neuromelanina: se trata del pigmento oscuro presente en las neuronas cuya función exacta en el cerebro aun es desconocida, lo que sí está comprobado es que su número se incrementa conforme avanza la edad.
  • Feomelaninas: corresponde a los pigmentos amarillos o rojizos, siendo por ende, las responsables de aportar coloración clara, muy común en personas pelirrojas. Cabe enfatizar en que su exposición prolongada a los rayos UV las puede volver cancerígena.

La melanina y la luz solar

Además de las tonalidades, las diferentes cuotas generan varios niveles de resistencia a la luz solar, misma que desde tiempos remotos, influye en la producción de la sustancia en la piel de los seres humanos; prueba de ello es que los índices de melanina son mayores en lugares como África o India, producto de la más alta exposición constante de sus habitantes a radiación solar.

¿Cuál es la función de la melanina?

La función de la melanina se resume en actuar como protectora de la piel frente a los rayos ultravioletas evitando que perjudiquen sus capas más profundas y delicadas. Para entenderlo mejor, la melanina se encarga de absorber la radiación ultravioletas.

La eficiencia con la que consiga hacer su trabajo varía de acuerdo a cada tipo de piel, esto implica que será la eumelanina la que brinde mayor protección frente al sol comparado con la feomelanina, entendiéndose que a mayor pigmentación, más protegido estará este órgano.

¿Cómo se mide esta capacidad?

Existen diferentes fototipos capaces de medir la capacidad que cada individuo tiene de broncearse o quemarse frente al sol:

  • Fototipo I: engloba a las pieles que en lugar de broncearse, se queman muy fácilmente
  • Fototipo II: reúne a aquellas que consiguen un bronceado con dificultad y se queman con suma facilidad
  • Fototipo III: son la que se broncean paulatinamente y en ocasiones se queman
  • Fototipo IV: en este caso, la piel se broncean con facilidad, sin sufrir prácticamente ninguna quemadura
  • Fototipo V: la pigmentación de estas pieles es constitucional moderada
  • Fototipo VI: es el que posee las pieles más pigmentadas.

¿Qué es el glaucoma y cuáles son sus causas? 

Conocido como el “ladrón silencioso de la vista”, el glaucoma es una enfermedad grave que paulatinamente compromete la visión conduciendo a la ceguera permanente; instrúyase de los pormenores de la afección leyendo hasta el final.

Aunque nadie está exento de sufrir glaucoma, son las personas mayores de 60 años lo más vulnerables; del mismo modo hacen juego ciertos criterios de carácter genético. Es falsa la creencia de que su origen está en forzar demasiado los ojos o por el uso de lentes de contacto, las causas del glaucoma tienen que ver con la deficiencia en los canales de drenaje del ojo. Otro mito que gira en torno al tema, es el de catalogarle como una enfermedad contagiosa.

Entonces, ¿qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad grave del ojo que de no tratarse adecuadamente, puede conducir a la ceguera; se debe a un daño en el sistema de drenaje del órgano. Recordemos que su parte anterior dispone de un líquido transparente denominado fluido intraocular o humor acuoso, el cual sale a través de la pupila para, finalmente ser llevado al torrente sanguíneo por medio de un sistema de drenaje.

La cantidad de fluido dentro del ojo, es lo que determina la presión ocular, misma que debe estar en equilibrio pese a variar durante el día; el problema está cuando el fluido deja de producirse en proporciones adecuadas comprometiendo el funcionamiento del sistema de drenaje, lo que conduce a su acumulación en lugar de pasar al torrente sanguíneo. ¿El resultado? incremento en la presión, seguido del daño al nervio óptico y la pérdida de la visión.

Síntomas:

La primera peculiaridad del glaucoma es que carece de síntomas particularmente evidentes, de ahí su fama de conocerse como el ladrón silencioso de vista; aunque la mayoría de las veces termina por afectar ambos ojos, es común que se desarrolle primero en uno de ellos.

Entre la sintomatología habitual de la afección tenemos: halos de color arcoíris que rodean las luces brillantes, visión borrosa, náuseas, dolor de cabeza o en los ojos, vómitos y pérdida repentina de la visión.

¿Cómo se diagnostica?

Debido a que es indetectable en una revisión de rutina, el glaucoma solo puede diagnosticarse a través de un examen oftalmológico completo; por fortuna, de ser reconocido a tiempo, es tratable y curable.

Por lo general, la enfermedad es más frecuente en asiáticos, africanos o hispanos mayores de 40 años; factor de riesgo que se intensifica en personas con parientes que han desarrollado la enfermedad, padecen diabetes o hipertensión, presentan presión ocular alta o han sufrido lesiones en el ojo.

Clases del glaucoma:

Los tipos de glaucoma viene condicionado a las causas que propiciaron su aparición; conozcamos los principales comenzando con el más típico:

-Glaucoma de ángulo abierto: produce debido al incremento de la presión ocular, lo que conlleva al deterioro del nervio óptico.

-Glaucoma de ángulo cerrado: se da cuando el ángulo entre la córnea y el iris es demasiado estrecho producto de la anatomía propia del ojo, generando un ataque agudo, que representa una emergencia médica.

-Glaucoma congénito: se suscita cuando existe una anormalidad en el desarrollo del sistema de drenaje del ojo.

-Glaucoma secundario: tiene su origen en el uso de esteroides, quistes, tumores, acumulación de residuos, lesiones o inflamaciones oculares.

-Glaucoma de tensión normal: sus causas continúan siendo inciertas para la ciencia.

Camping, la actividad que su cuerpo y mente le agradecerán

Adicional a ser una experiencia agradable, ir de camping le proporciona beneficios a su cuerpo y mente optimizando su salud general. Realice actividades placenteras mientras se relaja y disfruta de la naturaleza ¿Todavía no ha ido de camping? después de leer la nota, querrá salir el próximo fin de semana.

¿Por qué ir de camping es la opción ideal?

Hoy conocerá las ventajas de acampar, de manera que si no se ha atrevido a vivir la experiencia, seguro se lo replanteará y saldrá directo a organizar una escapada para su próximo tiempo libre.

 1.  Se desconectará por completo de todo:

¿El ritmo de su vida personal o laboral le tiene agobiado? recupere el contacto con la naturaleza y deshágase de ese piloto automático que rige su rutina y disfrute de respirar aire fresco. Reconéctese consigo mismo y viva una experiencia que le permitirá valorar las cosas pequeñas en un entorno relajante.

Otra de las ventajas de ir de camping es alejarse de la dependencia tecnológica, haga el esfuerzo y deje el móvil solo para emergencia ¡cero redes sociales, asuntos laborales o andar colgando fotos sin parar! la actividad es para experimentar la vida a través de sus propios ojos.

 2. Quemará calorías:

La llegada del invierno es perfecta para armarse de una mochila, calzado cómodo, ropa ligera y ¡salir de camping! no solo disfrutará de un ambiente saludable sino que se deshará de las calorías sobrantes sin siquiera darse cuenta ¿Cómo? ya lo verá.

Por lo general, los lugares para acampar cuentan con espacios idóneos para el senderismo en los que podrá caminar, correr y hasta escalar. Asimismo, le ofrece la oportunidad de conocemos sitios nuevos en los que aventurarse a hacer rutas largas no será problemas, pues perderá incluso, la noción del tiempo. Así que si desea ejercitarse sin gran esfuerzo, aventúrese y acompañe un día de camping con algo saludable para picar descubriendo nuevos parajes.

 3. Purificará sus hábitos de sueño:

Si quiere sacarle el máximo provecho a su acampada, intente extenderla por la mayor cantidad de días que pueda; la razón del consejo radica en que – adicional a descansar y desconectarse – tendrá la oportunidad de purificar esos nocivos hábitos de sueño que viene implementando en su rutina habitual.

Al convivir con la naturaleza no tendrá necesidad de atender obligación alguna, por ende, es posible darse el lujo de levantarse e irse a la cama junto con el sol ¡una experiencia energizante y reparadora! Active su reloj interno y duerma lo que requiera sin presiones.

En conclusión:

Más que desconectarse del mundo y convivir con la naturaleza, irse de camping es propicio para algo mucho más maravilloso ¡reconectarse con usted mismo! Aventúrese a una experiencia que debe hacerse aunque sea una vez en la vida. Estamos seguros que lo disfrutará tanto, que querrá repetirlo en cada momento libre, sobre todo, si lo hace acompañado de su pareja, un grupo de amigos o de su familia. No espere más y comience a planear su escapada.