¿A qué se debe el cáncer de piel?

Estadísticamente hablando, el de piel es hoy en día, uno de los tipos de canceres más frecuentes; aunque es mucho lo que continúa siendo un enigma en torno al tema, pueden diferenciarse dos clases: de tipo melanoma o de las células basales y escamosas; conozca todo lo que debe saber respecto a él.

¿Por qué da cáncer en la piel?

En líneas generales la aparición de cualquier cáncer es la secuela de la alteración en el material genético o ADN de las células impidiéndole cumplir sus funciones y complicando su reproducción debido a que afecta a dos tipos de genes:

  • Genes supresores de tumores: tiene a su cargo el control de la mortalidad y de la cantidad de células en un área corporal.
  • Proto-oncogenes: su labor es la de permitir el crecimiento celular, además de mantenerla vivas y de que se reproduzcan.

Es la mutación de uno de dichos genes que propicia la división descontrolada de las células, dándole paso al desarrollo de la enfermedad en la región afectada.

Causas del cáncer de piel de tipo melanoma:

La alteración de los oncogenes y genes supresores de tumores que originan el cáncer se debe principalmente a:

  • Factor hereditario: se habla de las alteraciones a nivel genético – como es el caso del gen CDKN2A o p16 – que modifican las funciones normales impidiéndoles el control del crecimiento celular, que más tarde, puede conllevar a la aparición del cáncer.
  • Exposición a rayos ultravioleta: sea de una fuente natural, como lo es el sol, o de una artificial – por ejemplo, las camas de bronceado – exponerse sin las medidas de protección necesarias incrementa potencialmente el riesgo de padecer de cáncer de piel.
  • Algunos lunares: por lo general, los lunares son benignos; sin embargo, una mínima parte de ellos puede se vuelvan malignos o cancerosos, lo cual es más frecuente en lunares atípicos o en personas con gran cantidad de ellos.

Causas del cáncer de piel de células basales y escamosas:

Por regla, es el cáncer derivado de la prolongada y sin protección a rayos UV, afectando el material genético que en este caso, varía en función de cada subtipo:

En las células escamosas:

El más afectado es el gen supresor tumoral p53, su alteración imposibilita su funcionamiento normal, el de inducir la muerte celular en células que evidencian modificaciones a nivel de ADN, haciendo que a largo plazo, alguna se vuelvan cancerígena.

En las células basales:

PTCH1 es el nombre del gen que suele aparecer alterado con mayor frecuencia; este gen supresor tumoral, se encarga controlar el crecimiento celular. Cabe acotar la anomalía puede ser hereditaria de padres a hijos mediante el Síndrome de Golin.

Del mismo modo, se incrementa los niveles de vulnerabilidad en pacientes que padecen de xeroderma pigmentoso, una enfermedad hereditaria en el que se evidencia la alteración en la enzima que repara los daños del ADN de las células.

Factores de riesgo adicionales:

Está comprobado que infecciones como la causada por el virus del papiloma humano, pueden afectar a los genes involucrados. Asimismo, numerosos estudios apunta a que ciertos factores de riesgo – entre ellos, patologías hereditarias, exposición a rayos UV, la piel blanca y exposición a sustancias toxicas – incrementan la posibilidad de padecer la enfermedad.